27 de octubre de 2013

Emergencia alimentaria. Datos generales

José Ramón González Parada



Un estudio de la Red de Investigación y Observatorio de  la Solidaridad calcula para todo el país que 1.900.000 personas son insolventes alimentarios.

Para Madrid calcula 120.000 personas con problemas de alimentación.

Para el conjunto español  las necesidades de alimentación insatisfechas suponen el  4,1% de la población. Para Madrid esta cifra es del 3,4%.




Blog regreso a Babilonia



Una de las principales fuentes de abastecimiento, y sin duda la mejor conocida, es la del Fondo Español de Garantía Agraria, FEGA,  que depende del Ministerio de Agricultura, y administra el Plan de Ayuda Alimentaria de la Unión Europea, que en el año 2012 repartió en todo el país  67.407 toneladas de alimentos, que se distribuyeron entre aproximadamente 800.000 personas  a razón de 220 gramos promedio por persona y día, durante todo el año.  El FEGA no actúa directamente sino que con los fondos europeos compra los alimentos a la gran industria agroalimentaria española y los entrega  al Banco de Alimentos y la Cruz Roja, que actúan como mayoristas.


El acopio de alimentos responde más o menos a la siguiente estructura:

43% sector público,  42%  donaciones grandes empresas, 15%  donaciones particulares.


La suma total de todas las aportaciones y entidades que distribuyen alimentos podría haber llegado a 1.800.000 personas, pero este es una estimación poco segura, dado las disparidades y contradicciones entre las fuentes, y sobre todo la forma de medir. Una persona que recibiera ayuda 6 meses con una institución y seis meses con otra, sería contabilizada dos veces.


Tampoco es seguro el método del volumen distribuido, pues tan solo el Banco de Alimentos y Cruz Roja tienen datos fiables sobre la cantidad de alimentos distribuidos. Por otra parte Caritas no ofrece datos, ni los tiene probablemente, de la cantidad de alimentos que distribuye.

Uno de  los problemas es el desconocimiento de la oferta y de la cobertura de necesidades.  Sin conocer esto las organizaciones funcionan cada una haciendo lo que puede, para quien puede, y con quien  puede. El Ministerio hace lo mismo, con más desgana.




José Ramón González Parada es sociólogo, experto en temas de Cooperación descentralizada y Soberanía alimentaria.  Actualmente participa en varios foros internacionales sobre insolvencia alimentaria. Dirige la Revista Esbozos y colabora como investigador en  RIOS  (Red de Investigación y Observatorio de  la Solidaridad).


______________________________________





1 comentario:

  1. Te puedo decir que muy a principios de la pasada década, en tiempos de bonanza, trabajé durante unos meses como voluntario en un banco de alimentos en Barcelona. En aquella época prácticamente no había trabajo. Venían al local un par de furgonetas pequeñas de Cáritas y otras dos de algunas parroquias. Aún tengo un amigo que continúa allí más de diez años después. Me contó que el volumen de trabajo que tienen actualmente es descomunal y que cargan camiones de gran tonelaje. El número de vehículos que atienden cada día se ha multiplicado por veinte. No dan abasto.

    Pero España no es el único país que está en esa situación. De Grecia más vale no hablar. Los propios EEUU tienen a 46 millones de personas comiendo directamente de los cupones de alimentos dispensados por el gobierno y gestionados. atención, por la gran banca de inversión JP Morgan. Hay que tener mucha jeta!!! A través de páginas como The Economic Collapse o The Daily Bail se puede comprobar claramente que los EEUU son hoy en día un imperio: el imperio de la miseria.

    ResponderEliminar