16 de agosto de 2015

Amor en tres tiempos

Por Urbana Luna


Pasado.

Después de la última bronca escribí: Lo nuestro no tiene futuro. Deberíamos darnos un tiempo. De acuerdo, la frase es un tópico, pero es fácil de entender y no precisa explicaciones. Me respondiste con un simple vale, y me sentí tan libre como un globo al que le hubieran cortado la cuerda, y subí hasta el cielo azul, un paraíso ideal para ser explorado hasta cansarme, hasta perderme.





Presente.
Ya no te veo a la salida del trabajo. Los amigos comunes no saben de ti. Consulto a menudo tu estado de wasap. Disponible, dice. Cuento y recuento el pasado. Señalo en el calendario el día que escribí: Lo nuestro no tiene futuro, etc.

Futuro.
El futuro empieza mañana, o la próxima semana, o dentro de un año, de diez.  Te mandaré un mensaje que diga: Lo nuestro si tiene presente. Deberíamos darnos un tiempo. Luego pulsaré  la tecla enviar y  quedaré expuesta a tu rabia, a tu enfado, a tu venganza, a tu sorpresa,  a tu burla,  a tu indiferencia,  a tu silencio, a que vuelvas a responder: Vale


*    *    *    *    *    *

1 comentario: