7 de septiembre de 2015

Un sueño de Kafka

En Cartas a Milena (1920/1923)



El pensadorDibujo de Franz Kafka


Anoche soñé contigo. No recuerdo los detalles, solo sé que nos convertíamos continuamente el uno en el otro, yo era tú, tú eras yo. Empezabas a arder, no sé como. Yo recordaba que el fuego se apaga con ropas, cogía un abrigo y te sacudía con él. Pero entonces empezaban de nuevo las metamorfosis y tú ya no estabas allí, ahora era yo el que ardía, y también era yo el que sacudía con el abrigo. Los golpes eran inútiles y no hacían más que confirmar mi antigua sospecha de que así no se puede apagar un fuego. Mientras tanto, los bomberos habían llegado y te habían salvado. Pero ahora eras distinta, espectral, como dibujada con tiza en la oscuridad, y caías en mis brazos inerte o quizás tan solo inconsciente de felicidad por estar a salvo. Pero también aquí operaba la incertidumbre de la metamorfosis, tal vez era yo quién caía en brazos de alguien.” 


*   *   *   * 

No hay comentarios:

Publicar un comentario